La mirada indiscreta

Sólo cabe progresar cuando se piensa en grande, sólo es posible avanzar cuando se mira lejos.

José Ortega y Gasset

El mito cuenta la historia de una hermosa ninfa, Clitia, la cual se enamoró Helios, el Dios del Sol. El amor no era correspondido, pues él estaba enamorado de su hermana Leucótoe. Al ser rechazada, Clitia entró en una profunda tristeza por la que dejó de comer y beber hasta que su cuerpo se fundió con la tierra y sus cabellos tornaron en pétalos que aún seguían buscando a su inalcanzable amor, el Sol.

«El Baile de los girasoles» fue realizada tras duras horas de trabajo del talentoso fotógrafo José A. Álvarez. El autor se enamoró de la vitalidad del girasol al igual que Clitia lo hizo de Helios. Admiró cómo la flor crece con libertad en un campo fértil y bien cultivado, transmitiendo la prosperidad y energía de sus áureos cabellos. Cuando los griegos relataron el mito de Clitia era imposible que conocieran la existencia del girasol, pues era nativo del continente americano. Sin embargo, la leyenda pareció haber sido escrita en sus mismas hojas pues el girasol tiene la presencia poderosa de un Dios. Tanto el color como la tamaño y forma les hizo recordar la efigie de una deidad.

El girasol, una simple flor que mira indiscreta al sol en busca de energía para nutrirse, ha sido objeto de interés de otros autores. Van Gogh y Monet fueron algunos de los pintores que vieron en un puñado de flores cortadas la magia de la alegría y optimismo que esta flor transmite. Empero, cuando el brillo en tono canario torna en mostaza, se transmite la lúgubre despedida. En esta imagen el campo de flores mira con tristeza al suelo, pues su amado se aleja en un dulce atardecer que presagia el final de un ciclo.  

El girasol recuerda con su brío que la clave del triunfo es no perder de vista el objetivo. Pero con cuidado, no quieras enraizarte al igual que Clitia mientras observaba día tras día a su amado. Así, «El Baile de los Girasoles» tiene presente que en ocasiones hay que cerrar un ciclo para inciar uno nuevo.

Para más fotografías de José A. Álvarez recuerda visitar su Ínstagram: https://www.instagram.com/josealvarezphoto/ y sus portfolios: https://500px.com/josealvagr y https://josealvarezphoto.myportfolio.com/enlaces

Si echas un vistazo, verás magia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *